‘La buena estrella’. Tristes y apaleados corazones.

Un carnicero madrileño recoge el producto que piensa vender a la mañana siguiente. De vuelta a casa, en medio de la oscuridad, se topa con una situación del todo incómoda: un chaval está apaleando a su novia. Él baja de la furgoneta y ahuyenta al tipo. A ella la ampara bajo su techo.

La clave de bóveda de la historia son los personajes. De hecho, la misma queda articulada en torno a tres bloques que se singularizan por rasgos diferenciadores de los mismos: ‘La tuerta’, ‘El guapo de cara’ y ‘El manso’. Las interpretaciones brindadas por Maribel Verdú, Jordi Mollà y Antonio Resines  respectivamente son uno de los puntos fuertes del film, sin duda. La profundidad con la que Franco pule y perfecciona a sus personajes define la capacidad y límites de la historia, el reparto se encarga de realizar el resto, esto es de darle sentimiento a la tinta y el papel, de exprimir todo su jugo. Y bien que lo hacen.

Lo cierto es que ‘La buena estrella’ es un drama del todo hiriente. No busquen la alegría en ella, puesto que apenas se percibe. Es una historia dolorosa acerca de dos náufragos, dos muchachos que nunca supieron encontrar el camino en forma de cariño, amor. Eran solitarios, errantes y taciturnos. Al menos hasta que apareció el tercero en cuestión: un carnicero bondadoso que acogerá entre sus brazos a la pobre Marina, terminando por enamorarse de ella. Una relación plácida, afectiva y tierna. Una historia de amor, veraz y creíble que comenzará a resquebrajarse un tanto con la vuelta del reo al hogar. La pobre Marina tendrá el corazón partido en dos, y Rafael quedará descolocado entre celos y hospitalidad, dolor y comprensión.

En fin, esta es la historia de gente que nunca tuvo buena estrella. Perdedores, fracasados. El dolor se apodera de nuestros huesos cuando vemos a la pobre Verdú moverse entre dos aguas, entre dos mares, uno agitado y feroz, el otro calmo y relajado, del todo dispares. Un buen drama. 

7.5/10

Un pensamiento en “‘La buena estrella’. Tristes y apaleados corazones.

  1. Curiosamente un director bastante mediocre como este. Nos regala una pelicula que es un oasis en el cien de esos años. Realmente buena y que demuestra una sensibilidad que nunca se dio en sus otras obras. Muy buena sin duda y de lo mejor del cien español de los últimos tiempos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s