‘El otro lado de la cama’. Divertida, impúdica, fresca.

El género musical estaba muerto y sepultado en España hasta que un buen día a alguien se le ocurrió apostar por el guión de David Serrano, cogiendo forma así ‘El otro lado de la cama’, una desvergonzada y fresca comedia musical que hizo las delicias de los espectadores allá por el 2002.

Los líos de faldas y los enredos amorosos, tan mordaces ellos, estaban definidos con precisión, brillando el ingenio y la gracia en su relato, quedando todo salpimentado por clásicos de la música pop tales como ‘Echo de menos’ (Kiko Veneno), ‘Dime que me quieres’ (Tequila), ‘Las chicas son guerreras’ (Coz) o ‘Salta’ (Tequila) entre otros. Un acertado reparto (Alterio, Verbeke, Toledo, Vega, San Juan, Esteve) ponía el resto al brillar, más que nunca, interpretando a esos penitentes del amor. Mucho ojo en cómo se lucen a base de gallitos con las canciones.

Película gamberra, impúdica y divertida. Proporciona más de una carcajada sana, gracias a unos diálogos conseguidos y a escenas tan alocadas como la del niño melón. A los cruces dados por el cuarteto protagonista, súmenle unos secundarios esplendorosos con nombres y apellidos: Alberto San Juan y María Esteve. En fin, es difícil no reír con esta cinta. Muestra un encanto especial. Realmente conseguida.

7.5/10  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s