‘In the mood for love’. Quizás, quizás, quizás.

Historia sencilla que habla sobre infidelidades y soledad. Dolor y resentimiento. Habla sobre el auxilio en forma de amor de sus dos protagonistas. Dos jóvenes desamparados, temerosos, malheridos. “Nosotros no somos como ellos” se dicen a sí mismos buscándole explicación al por qué del desplante mutuo de sus respectivos cónyuges, al mismo tiempo que frenan con ello su amor. Una historia de amor sin besos ni abrazos. Sólo miradas. Una historia de amor dolorosa y triste, fugitiva, pero bonita. Un deseo, el de Chow. Un lamento, el de la fiel Li-zhen. Un amor frustrado que nadie jamás conoció. Un amor que jamás pudo ser. Siempre inoportuno, sin encontrar su espacio ni tiempo. Un amor lento y silencioso que se fraguó bajo la lluvia, o en la habitación 2046, o en la parte de atrás de un taxi, y que acabó sepultado en los templos de Camboya.

Inolvidable música de Michael Galasso. Conmovedores los imperecederos boleros ‘Quizás, quizás, quizás’, ‘Aquellos ojos verdes’ o ‘Te quiero dijiste’. Buen hacer en el guión y en la dirección de Kar-Wai. Sublime la fotografía de Doyle. Impresionantes interpretaciones de Tony Leung y Maggie Cheung. Preciosa película. Una obra maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s