‘End of days’. Satán anda por NY.

Entre mi Glock 9mm y su fe, elijo mi Glock“. 

Cinta oportunista que se aprovechaba de la inminente llegada del fin del milenio para hacer caja con aventuras apocalípticas. La rentabilidad de la inversión es prácticamente segura si uno tiene la deferencia de usar el incomparable marco que ofrece la ciudad de Nueva York y, sobre todo, poner en el cartel a un verdadero peso pesado como es Arnold Schwarzenegger.

La historia tan solo ofrece rutina y mediocridad. El tono infernal que impregna a la narrativa de Peter Hyams queda salpimentado por la acción requerida por el espectador. La cañonera verborrea del afamado culturista también salta a la palestra a poco que le abran espacio las disputas aquí ofrecidas entre satánicos, beatos malévolos y bienintencionados católicos. Todo ello servido al calor derivado del apetito sexual del mismísimo diablo, quien sueña con alcanzar un nuevo trofeo más para añadir a su historial casanovista: Robin Tunney.

En fin, las limitaciones de la propuesta son evidentes. Entretenimiento puramente comercial que tan solo agradará a los más devotos del gran Arnold. Con todo, no estamos ante su mejor versión.

5.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s