Qué decir sobre… «La grande bellezza» (2013)

la_grande_bellezza_ver2_xlg

Dirección: Paolo Sorrentino

Guión: Paolo Sorrentino, Umberto Contarello

Fotografía: Luca Bigazzi

Música: Lele Marchitelli

Reparto: Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli, Serena Grandi

Quando, da giovane, mi chiedevano: cosa c’è di più bello nella vita? E tutti rispondevano: “la fessa!”, io solo rispondevo: “l’odore delle case dei vecchi”. Ero condannato alla sensibilità!“.

Me ha sorprendido para bien, he de reconocerlo, la película que aquí nos ocupa. No conocía al cineasta en cuestión; una institución, por cierto, en Italia. Nunca había visto ninguna de sus películas. Pero aquí está el último trabajo de Paolo Sorrentino, La grande belleza, un fresco pincelado con ironía, esbozando un paisaje, a mi entender, desolador sobre los excesos de la clase pudiente italiana. 

Todo gira en torno a Jep Gambardella, hombre adinerado. Un burgués afincado desde los 26 años en Roma, una ciudad a la que, sin duda, ama. En su juventud destacó por una espectacular obra literaria que lo aupó al estrellato y a la fama. Luego, vino el fasto, el acomodamiento y la búsqueda de esa gran belleza que le brindara inspiración para volver a escribir. Jamás volvió a arrugar un papel, tampoco se manchó de tinta. Logró, sin embargo, como se había propuesto desde bien joven, salir de la mediocridad. Era un tipo mundano, sí. Pero no sería simplemente un mundano más, sino que se convertiría en el “Rey de los mundanos”, propósito existencial a aplaudir.

Da cierto pavor, incluso grima -diría yo-, presenciar la galería de personajes propuesta por Paolo Sorrentino en esta magna película. La fauna, como nos cuentan, es rica y variada en matices. De todo hay. Suficiente material para diseccionar con fino pulso las desventuras que acompañan a la clase alta de la ciudad de Roma. Esta ciudad, tan elegante y sutil, brinda un marco idóneo para encajar un relato brillante, inteligente y preciso con el que, además de rendir un precioso homenaje a la Ciudad Eterna, atestiguar, cual capítulo de un manual de historia, la cotidianidad de los infelices y desgraciados que allí habitan.

03_toni_servillo_la_grande_bellezza_foto_di_gianni_fiorito_5__large

Los diálogos son fabulosos, lo mejor del film para mi gusto. El trabajo de fotografía de Luca Bigazzi no requiere de presentación. Además, Toni Servillo, actor protagonista, despierta nuestra empatía desde la primera escena en la que está presente. Y, fundamental, el hermoso poderío narrativo del cineasta nos sumerge, apoyado en la espléndida partitura de Lele Marchitelli, en los entresijos de la vida que nos muestra, generalmente en tono amargo, este mordaz y cínico relato con el que nos ha cautivado Paolo Sorrentino. 

Una obra, en resumen, elaborada en base a un preciosismo difícil de encontrar hoy en día y que termina por germinar en una historia tan abrumadora como preciosa.  

8.5/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s