‘Panic room’. Un ejercicio de tensión.

La intrigante pluma de Koepp y la clase narrativa de Fincher se dan de la mano para forjar este notable thriller. Impagable combinación, propia, eso sí, del cineasta de Denver, un tipo que elige minuciosamente los proyectos en los que se embarca, rodeándose siempre de profesionales del más alto nivel. Énfasis especial en el guionista. ¿De dónde proviene esta historia? ¿Quién la firma? Inestimable virtud, sin duda. 

A David Koepp le basta una mudanza, tres cacos y una familia rota para vislumbrar un artefacto del todo incendiario que puesto en las manos del maestro David Fincher da como resultado, no podía ser de otra manera, un ejercicio milimétrico de tensión. A un peso pesado de la actuación como es Jodie Foster, en compañía de una jovencísima Kristen Stewart, les tocará batalla durante una antipática noche neoyorquina contra la maléfica aparición de Whitaker y sus colegas. 

Inquietante desde su acto fundacional, ‘Panic room’ consigue sembrar terror por doquier, administrando metódicamente esa ingrata sensación de angustia en la azotea del espectador. Una pesadilla urbana con vocación de turbar nuestras existencias durante un período de tiempo que no excede las dos horas de duración. Que lo disfruten.

7.5/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s