‘Beginners’. Nunca es tarde para empezar.

Oliver no tuvo una infancia fácil. Sus padres no se querían, o él, al menos, eso era lo que percibía. Esa grisácea realidad le quedo impregnada en cada uno de sus flacuchos huesos hasta que cumplió los treinta y ocho años de edad. Su vida, en temas de amor, era calamitosa. Un auténtico solitario obstinado en no querer, en dejarse llevar por la corriente, arrastrado hasta el precipicio de la infelicidad.

Todo cambiará cuando su padre, tras el fallecimiento de su madre, le confiese ser gay, le confiese buscar una liberación personal. Salir de marcha, buscar novio, cambiar de vestuario. Una verdadera revolución que removerá la conciencia de nuestro protagonista, su manera de afrontar la vida, cuando conozca, ya con el recuerdo de su padre fallecido, a una nueva chica.   

Película pequeña, sencilla (en el buen sentido de la palabra). Ewan McGregor y Mélanie Laurent, nuestros protagonistas, están muy bien. Un romance que camina desde la tristeza más profunda hasta una quieta, sosegada y tímida felicidad. En definitiva, un guiño al amor acompasado por un Christopher Plummer en estado de gracia.

7/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s