‘Kill the irishman’. Deja mucho que desear.

Cogí esta cinta con las cautelas que merecía. Es decir, el tal Jonathan Hensleigh, padre de la criatura, no es que sea el álter ego de Scorsese, De Palma o Coppola. Más bien, lo contrario. Cineasta mediocre que buscaba hacerse un nombre, a través de una ambiciosa propuesta, en el género de gángsters y crimen organizado.

Sintiéndolo mucho, el resultado ha sido el esperado. La biografía de Danny Green no cautiva, pues la narración parece descompensada, irregular y fría. Todo queda muy distante, insípido. Tampoco es que sea un producto vomitivo, ni mucho menos. Pero sí engordará la extensa lista de las cintas que pasaron sin pena ni gloria por nuestras retinas.

Le sobran veintisiete escenas con explosiones de por medio. Esto es, tiene excesivo peso el factor acción en esta historia. Le ha faltado mayor profundidad argumentativa, pulir más los personajes y sus contextos. Todo parece hecho a desgana, dando como resultado un producto plano y liviano. Deja mucho que desear.

6/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s