‘Ferris Bueller’s day off’. Aprendiendo a vivir al volante de un Ferrari.

Ferris Bueller se las sabe todas. Es un maestro en el arte de hacer novillos, y de camelar a sus papás para hacerlo, además, de manera oficial (nada de votar la valla) . Ahora, ha decidido saltarse por novena vez las clases, jugándose el graduado, pero buscando otro tipo de sensaciones, de aventuras. Y lo hará de la mano de su novia y de su mejor amigo, Cameron. Estos tres adolescentes pasarán el día disfrutando por las calles de Chicago, visitando museos, edificios emblemáticos, comiendo en restaurantes lujosos, bailando en los pasacalles. Todo ello, en lugar de acudir, religiosamente, a la escuela.

John Hughes volvía con ‘Todo en un día’ a un terreno en el que se mueve como pez en el agua: el mundo de los adolescentes, retratando las inquietudes de esas edades, las presiones paternas (sobre todo, en la figura de Cameron a través del Ferrari), las insatisfacciones y la amargura (grande el papel de la hermana), pequeños problemas, todos ellos, a los que enfrentarse, cómo no, de una manera rebelde, gracias a las andanzas del gamberrete de Ferris. No olviden el sarcasmo en el guión (qué buenos son los papis de Ferris!), ni la fotografía de Fujimoto. En definitiva, una película fresca, alocada y divertida que se enmarca dentro de las “revoluciones” juveniles que nos deparó el bueno de Hughes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s