‘Aladdin’. Magia oriental.

‘Aladdin’ es una preciosa película de amor. El amor que siente Aladdin, un pobre ladronzuelo, por Yasmin, la hija del Sultán. Un amor que le llevará a adentrarse en una aventura mágica por ganarse el corazón de ella, enzarzándose en una disputa con Jafar, un visir codicioso, y buscando ayuda en Abú, su fiel compañero (un mono muy gracioso), la alfombra mágica (qué ayuda!) y, cómo no, el Genio, quien le concederá tres deseos realizados por arte de magia.

Es una historia sencilla, en el buen sentido de la palabra. Una sencillez que emana solidaridad, cariño, amor y, sobre todo, honradez. Una gran película que enseña una importante lección, la bondad por encima de la maldad, a los más pequeños (y algún papá que otro) a través de estas aventuras cargadas de magia oriental (todavía encandila visualmente) y diversión (increíble repertorio del Genio y de Abú). Para mí, de lo mejor de la Disney.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s