‘Las edades de Lulú’. No funciona.

Lulú es una jovencita muchacha prendada por Pablo, un profesor universitario amigo de su hermano. Además de un vicioso en temas de sexo, claro está. La relación entre ambos a lo largo del tiempo nos será presentada con contínuas escenas eróticas, una tras otra, con poca historia de por medio. Aquí la historia es el erotismo. Cómo la desvirga. Cómo se montan un ménage à trois con un transexual. La escena del incesto, muy buena, lo mejor de la película. Luego, Lulú por libre haciendo sexo con maricones, juegos peligrosos, sadomasoquismo. No hay más, esa es la esencia del film, su historia.

Que Bigas Luna era un cachondo, eso lo sabíamos todos. Pero aquí se ha pasado de listo. El descenso a los infiernos a través del sexo y los oscuros deseos por parte de la desgraciada Lulú no cautiva. Y no cautiva simplemente porque no hay historia. No hay ningún avance en las “edades” de la chica. Un guión flojísimo.  Sería más un encadenado de sueños eróticos y fantasiosos de un salido como Bigas Luna que jamás encuentra un punto argumentativo al que agarrarse. No le busquen la moraleja o la reflexión, porque no la hay. Cocktail de sexo y erotismo, sin más, pasado de rosca. Mala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s