‘About Schmidt’. Triste solitario.

Jack Nicholson es Warren Schmidt. Su vida pronto será un cúmulo de despropósitos. Veamos: un estajanovista jubilado; un corazón marchito; una hija perdida entre la geografía estadounidense; un yerno patán y odiado; una infidelidad inoportuna e hiriente; un viaje a los orígenes del todo desmitificador; una familia política “peculiar”; y una boda indeseada a más no poder. Todo quedará relatado a través de las cartas en las que Schmidt se sincerará con Ngugu, un niño de Tanzania recién apadrinado y, al parecer, única persona, allá en la lejanía, que lo comprende.

Película pequeña, en el buen sentido de la palabra. El sentimentalismo costumbrista de Alexander Payne arrecia para brindarnos un relato del todo melancólico, nostálgico y profundamente triste. Es el pozo de la depresión. Pero el buen cineasta sabe combinar los tiempos, alegrándonos la velada de tanto en tanto con ese toque optimista, con esa gracia espontánea que tan bien maneja, dando como resultado una historia tan tierna como dolorosa.

Apenas hay felicidad para un hombre que se siente sólo, perdido y desorientado. Es Warren Schmidt, y esta es su historia.

7.5/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s