‘Where the truth lies’. Empacho de langostas.

Primera película que he tenido la ocasión de ver de un enaltecido cineasta como Atom Egoyan. Todavía no he comprobado si es digno de la reputación que atesora, pues desconozco la calidad de su filmografía. Una cosa sí tengo clara, si fuera por ‘Where the truth lies’, la obra aquí comentada, el cineasta en cuestión no pasaría de la condición de mediocre.

La película gira en torno a una investigación de una periodista, interpretada por Alison Lohman, que deja mucho que desear. Se trata de esclarecer un turbio acontecimiento, cargado de lujuria, que acabó en la muerte de una joven y atractiva rubia. No obstante, la investigación es engañosa, liante y confusa. Tiene demasiados entresijos, no acabando jamás de arrancar, pues enlaza tropezón tras tropezón, conduciendo al espectador inequívocamente a esa sensación tan molesta como es la del aburrimiento derivado de la pesadez.

Torpe película que parece no haber plasmado en imágenes lo que los folios prometían y que además peca de pretenciosidad en más de un momento. Tenía buena pinta la historia, pero yo me perdí a partir del quinto plano de las langostas. Se salva Alison Lohman y ciertos momentos de interés (son los pocos). Desperdiciada absolutamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s