‘Entrapment’. Tan inverosímil como aburrida.

Sean Connery es un ladrón muy listo y astuto. Sin embargo, Zeta-Jones todavía lo es más. Así, con la tontería de un robo por aquí y otro por allá, se encenderá la llama del amor entre la joven actriz y el atractivo escocés. 

Un buen guionista como Ronald Bass echaba parte de su reputación por los suelos al escribir esta historia de ladrones románticos. Cinta tan inverosímil como aburrida. Además, el toque pastelón termina por indigestar al espectador. La sucesión de robos parece funcionar de un modo mecánico, sin soltura. El juego de astucia planteado es del todo previsible. Los engaños entre los protagonistas son facilones y repetitivos. ¿El  romance? Tan cursi como poco trabajado.

A los últimos treinta minutos, verdadera debacle del film, uno ya llega mermado, con la sombra tentadora del botón “stop” siempre presente. Un producto hecho con fines absolutamente comerciales que gravita en torno al lucimiento de dos pesos pesados de la interpretación. Únicamente para devotos de las curvas de Zeta-Jones, o amantes del bigote de Connery. Mala.

3.5/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s