‘Padre nuestro’. La gran despedida.

Rodrigo Sepúlveda nos transporte a un mundo decrépito. Un mundo vivido por alguien que sabe que apenas le queda tiempo. Ese es Caco, enfermo terminal que tiene una última ilusión: morir junto a sus hijos y la mujer que representa el amor de su vida.

Sin embargo, no acaba ahí. Además de eso, tiene una lista de planes: emborracharse, contemplar Valparaíso de noche, irse de putas y volver a sentir la brisa del mar. Todo ello con la complicidad de su familia, esa a la que debe decir adiós. En fin, sentimental historia que aunque no emociona plenamente, al menos sí logra sacarle a uno esa sonsira de complicidad, deseando una despedida tan digna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s