‘París je t’aime’. Homenaje al amor parisino.

paris%20je%20t%27aime

Dicen de París que es la ciudad del amor. También lo dicen de muchas otras ciudades, pero en especial, de París. Las historias, anécdotas y recuerdos humanos en cuanto a este tema, el amor y París, son infinitas. Menos infinitas, pero también numerosas son las veces en las que el cine nos las ha reflejado.

En esta ocasión, Paris je t’aime, está conformada por un conjunto de historias, dieciocho, independientes entre sí y con el nexo de que cada historia ocurre en uno de los distritos de París. El film es un homenaje irregular, con cortos que destilan originalidad y maestría, y otros un tanto mediocres.

‘Loin du 16eme’. Walter Salles y Daniela Thomas. (9)

Esta historia se centra en el amor entre una madre y una hija. Ella, Catalina Sandino Moreno, es una inmigrante que ya desde madrugada debe dejar a su bebé en una guarderia para recorrer todo París hasta llegar a un barrio de lujo donde ocuparse del bebé de una ricachona. Es un triste retrato de la situación por la que tienen que atravesar millones y millones de mujeres. Y pese a lo idílico de París, aquí también ocurre. Historia real y dura.

‘Place des Victories’. Nobuhiro Suwa. (9).

Si en una historia aparecen Dafoe y Binoche, difícilmente será mala. Esta es muy buena. La pobre Binoche perdió a su hijo, a quién decía que los cowboys existían. En un sueño de una noche, el cowboy, Dafoe, se aparecerá y le dejará durante unos momentos disfrutar por última vez de su hijo. Una historia de amor melancólica, dura y desesperante la que tiene la triste madre con su desaparecido hijo.

‘Montparnasse’. Alexander Payne. (8.5)

Una turista estadoudinense visita París. Lo hace sola. Preguntándose el por qué de dicha soledad. A través de su visita a la ciudad francesa, escucharemos sus reflexiones y en un gran final, su confesión. Su visita le sirve para comprenderse a ella misma. Todo ello gracias a París, la ciudad que le abrió los ojos y a la que, desde ese momento, amará.

‘Tour eiffel’. Sylvain Chomet. (8.5).

En esta historia nos relatan como un mimo tocanarices disfruta en los aledaños de la Torre Eiffel jugueteando con los turistas. Tanto jugar, al final acaba detenido, con la casualidad de que allí hay otra mimo, su alma gemela y la que resultará ser su amor. Todo ello contado por un niño, el hijo de mimo, al que sus padres le piden que sonría ante la vida. También muy divertida y original esta historia de amor.

‘Tulleries’. Joel y Ethan Coen. (8)

Un turista americano, Steve Buscemi, espera su metro en el andén. Pero pecado, en la Vieja Europa es desconsiderado mirar fíjamente a los ojos. Y él se ha cebado con una pareja de jovenes franceses. A partir de ahí, delirio. Divertida y muy original historia de amor. También violenta.

‘Place des Fêtes’. Oliver Schmitz. (8)

Un pobre hombre ha recibido una puñalada. En su socorro acude una chica a la que le pide que tome un café con él. A través de un flashback, Schmitz nos relata el por qué de la puñalada. Todo tiene un principio y un final, y esta historia está marcada por el amor que siente ese hombre ensangrentado hacia la mujer de sus sueños. Bonita historia de amor.

‘Parc Monceau’. Alfonso Cuaron. (7.5)

Un señor mayor, Nick Nolte, llega tarde a su cita. Le espera una joven. En el transcurso a pie que realizan por la calle sufren una discusión acalorada. Ella se siente agobiada por alguien, necesita refugio en los brazos de un hombre con experiencia. Cuaron nos hace creer que estamos presenciando una infidelidad, cuando realmente el hombre con experiencia no es más que el padre de la chica, la cual le pide que cuide a la persona que le agobia tanto y no le deja tiempo libre, su nieto. Divertida historia, y todo ocurre en la misma calle.

‘Bastille’. Isabel Coixet. (7).

Él tiene una amante. Ella un secreto. Ambos se citan en un restaurante con las intenciones de abrir la veda. Ella lo hace primero. Él nunca lo dirá. Su esposa tiene una enfermedad terminal y el estará a la altura de las circunstancias. Bonita historia que relata el lado perenne del amor.

‘Père-Lachaise’. Wes Craven. (6.5).

Una romántica mujer pasea con su pareja por el cementerio de París. Allí descubre que su futuro marido no es el hombre que ella anhela, y decide abandonarlo. Pero al pobre chico, se le aparece la figura de Oscar Wilder, allí enterrado, para aconsejarle en cómo recuperar a su amada. Entretenida y original.

‘Quartier Latin’. Gérard Depardieu y Frédéric Auburtin. (6.5).

En un buen restaurante se citan dos viejos conocidos. En juego, la firma de los papeles del divorcio. El sarcasmo y el rencor pronto entrarán en juego para estos dos protagonistas de una historia de amor tan dañina como rencorosa.

‘Quais de Seine’. Gurinder Chadha. (6).

Tres chavales pasan el rato a la orilla del Sena piropeando a las atractivas chicas que por allí pasan. Pero a uno de ellos no le gusta en exceso el juego. Cuando una chica árabe pase delante de ellos y tropiece, él pese a las risas y demás acudirá en su ayuda. Historia de amor la que vive un chicho occidental con una chica árabe. Se deja ver, aunque no perdura. 

‘Pigalle’. Richard LaGravenese. (6)

En el barrio parisino donde la prostitución alcanza su máxima expresión, un anciano pasea en busca de sexo. Allí se encontrará seducida por una mujer madura. Juegos de seducción y atracción entre un par de ancianos que buscan reactivar una relación pasional ya desgastada por el tiempo. Del montón.

‘Quarties des enfants rouges’. Olivier Assayas. (5.5).

Una actriz americana esta rodando una película. Mientras espera su momento, quiere colocarse. Llama a un tipo que le trae la mercancía. Él parece desearla. Ella se siente a gusto en ese papel. Al cabo del tiempo, ella se decide y le llama para que vuelva con más mercancía, y así volver a verle. No volverá, llamará a otro camello para hacer el trato, el cuál robará a la inocente actriz. No está mal esta historia, pero tampoco es para tirar cohetes una historia en la que un par de delincuentes acaban desvalijando el amor y alguna joya de una actriz extranjera.

‘Montmartre’. Bruno Podalydès. (4)

La primera historia del film. Qué mal comienzo. Aburrida. Un tipo trata de aparcar. Después de un buen rato, lo consigue. Mientras disfruta de su aparcamiento, reflexiona acerca de por qué no encuentra el amor de su vida. De repente una mujer se desploma al lado de su coche. Él la rescata. Es el amor de su vida. No me ha gustado, ni me ha emocionado.

‘Faubourg-Saint Dennis’. Tom Tykwer. (4)

Una aspirante a actriz se enamora de un chaval ciego. Un día, ella le llama para decirle que se terminó. Él reflexiona acerca de todo lo que han vivido durante ese tiempo, de cómo se fue apagando la relación y de qué ha hecho mal para entender este abandono. Al día siguiente, ella vuelve a llamar para decirle si era creíble. Es decir, todo era un ensayo de su nuevo papel. Nadie abandona a nadie. El eje, la reflexión del chaval. Una historia estúpida e innecesaria, además está rodada como si de un videoclip se tratase.

‘Porte de Choisy’. Christopher Doyle. (3.5)

Que me perdone el encargado de la fotografía en las películas de Kar-Wai, Christopher Doyle, pero no le acabo de coger el truco a esta historia. Me desengancho a los treinta segundos de comenzar. Será que soy demasiado tradicional para entender el surrealismo de esta historia de amor entre una peluquera china y un maduro Barbet Schroeder. Quizás necesite de un nuevo visionado para disfrutar de este corto.

‘Quartier de la Madeleine’. Vincenzo Natali. (3.5)

Historia de amor entre una vampiresa y un inocente chaval que quedará prendado de ella mientras la contempla desangrar a una pobre víctima. Él se convertirá y ambos se unirán en su amor. Mala. Parece un anuncio de publicidad.

‘Le Marais’. Gus Van Sant. (3.5)

Un chaval que está trabajando acude a una fábrica para realizar un negocio. Allí mientras espera, inicia conversación con otro tío. Después de un sermón aburido, de cortejo, él se despide y espera su contacto. Con la sorpresa de que el tipo al que le estaba hablando no entendía ni papa de francés. Absurda historia de homosexuales o lo que quiera que sean. Mala.

Anuncios

Un pensamiento en “‘París je t’aime’. Homenaje al amor parisino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s