‘Murder on the Orient Express’. Convincente intriga.

Películas como la aquí presente siempre son atractivas para el espectador, pues posee los ingredientes suficientes como para cautivar nuestra atención durante la extensión de su metraje. Veamos, el material literario originario proviene de esa inestimable fuente creativa que era Agatha Christie. Luego, comprobamos que el encargo cinematográfico está en manos de Sidney Lumet. Por tanto, buenas vibraciones. Éstas todavía mejoran cuando vemos los nombres que atesora el cartel: Albert Finney, Lauren Bacall, Sean Connery, Anthony Perkins o Ingrid Bergman. Ahí es nada.

En toda intriga, uno exige un poder de inquietud que no todas las cintas consiguen transmitir. La que aquí nos atañe cuenta con el inconveniente añadido de tener frente a sí a un espectador al que ve con hacha en mano, dispuesto a encalar esta historia a poco que baje la guardia. Ahí reside el gran hándicap de este asesinato. No termina de dar lo que parecía prometer. Engulles la historia, aunque sin saborearla con pleno gusto. Le falta un poco de salsa al asunto.

En fin, haciendo comparativa pronto nos cercioramos de que estamos frente a una obra notable. No vemos ningún atisbo de chabacanería ni mediocridad en ella. Una historia, por tanto, convincente. La elaboración es ingeniosa y persuasiva, lástima de contar una presentación un tanto desustanciada.

7/10  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s