‘Frost/Nixon’. En honor a la verdad.

Ron Howard filma en esta ocasión la que ha sido su, ni más ni menos, diecinueveava película. Un hombre prolífico donde los haya. Un director que cuenta a la par con el mismo numero de detractores como de admiradores. Cierto es que su filmografía parece realizada para paladares poco exigentes (yo me incluyo aquí con la encantadora Cocoon), pero en ocasiones su excesiva tendencia hacia los blockbuster, le ha cerrado las puertas al club de los grandes. De lo que no hay duda, es de que con Frost/Nixon por fin ha realizado un producto no sólo enfocado al comercialismo hollywoodense, sino también orientado a entrar en ese selecto club de film que perdurarán en nuestras retinas.

Frost/Nixon se nos presenta como un cara a cara. De hecho, en algunas ocasiones nos recuerda al mundo del boxeo, al circo mediático que envuelve a este. A la izquierda del round aparece Frost, un presentador británico de tres al cuarto que no quiere dejar pasar la oportunidad profesional de su vida: realizarle a Nixon el juicio (televisivamente hablando) al que nunca fue sometido. Para ello lo arriesgará todo. Tanto su vida profesional (un par de programillas que presenta tanto en su país de origen como en Australia) como su patrimonio económico. Es un hombre de apariencias de gran vida y de grandes lujos (gran detalle de guión con los zapatos italianos), un mediocre que quiere dar un salto verdaderamente cualitativo gracias a esta entrevista. A la derecha del round encontramos a Nixon. Uno de los peores presidentes de la historia estadounidense. Un hombre que tuvo que salir por la puerta de atrás de la Casablanca. Alguien que cometió uno de los mayores escándalos en la historia política de USA. Un hombre que logró salir impune y que jamás realizó una confesión pública acerca de su autoría en el caso Watergate. Un apasionante cara a cara en el que uno tratará de eximir sus culpas y el otro intentará que confiese sus errores.

Y el resultado final de todo ello es el de que Ron Howard ha sabido dar emoción y hacer sentir el “combate”. Ha creado un documento histórico intenso, vibrante y con mucho ritmo, recordando a través de la figura de Frost quién fue (en todos los sentidos) y qué hizo Richard Nixon. Todo ello con una gran labor interpretativa tanto de Frank Langella como de Martin Sheen, así como de los diversos secundarios que formaran los equipos de los dos protagonistas. Buena película.

Votación | 3/5

3 pensamientos en “‘Frost/Nixon’. En honor a la verdad.

  1. Bueeno… no está mal. A mí si que me gustó. Igual la primera parte de presentar a los dos protagonistas es un poquito más lenta… pero la segunda está entretenida. ¿¡Que más quieres!?

  2. Pingback: Qué decir sobre… «Rush» (2013) | Planeta Cinema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s