‘Boogie nights’. 33 centímetros, patines y un PT Anderson en estado de gracia.

Eddie trabaja de camarero en una disco de Los Angeles. Rápidamente le echa el ojo Jack Horner, director de cine porno, quien le propondrá un papel en una de sus películas, una incursión en el mundo del cine pornográfico que valdrá, a su vez, para que el espectador contemple el fresco de sexo, cine, drogas y amargura, pintado (con un toque colorido al final), de manera magistral, por Paul Thomas Anderson.

‘Boogie nights’ es Rollergirl (Heather Graham), es Amber Weaves (Julianne Moore), es Buck (Don Cheadle), es Jack Horner (Burt Reynolds), es Maurice (Luis Guzmán), es Reed (John C. Reilly),  es Scotty (Seymour Hoffman), es Little Bill (William H. Macy) o Becky (Nicole Ari Parker). También es el Coronel, Jack o Dirk Diggler. Todos ellos, los personajes, encajan dentro de un guión brutal. Una maravilla que nos regala una historia cargada de alegría, tristeza, amargura, locura, derrota, nostalgia y qué se yo de más sensaciones. Todo de una manera fluida (sin indirectas). El remate de la película es Mark Wahlberg, pero PT Anderson no se olvida de los secundarios, brindando una historia “coral” que, en su conjunto, es completa. Es cine puro, auténtico. Dos horas y media para dejarse llevar por los rincones de una industria cinematográfica que da mucho juego, al calor del sol californiano. Obra maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s