‘Carne de neón’. De mal gusto.

Mario Casas quiere montarse un negociete en el que colocar a su mami cuando esta salga de chirona. Más o menos, ya lo tiene decidido: el regalo será un puticlub.

Lamentable historia la ingeniada por Paco Cabezas, uno de los mayores petardos que ha dado el cine nacional en mucho tiempo. Frivoliza con un tema tan serio y delicado como es la trata de blancas. No se corta ni un pelo en buscarle el humor y el chiste al asunto, sin embago es difícil encontrarlo allá donde no hay más que angustia y dolor. Hay, y lo digo de verdad, escenas indignantes, carentes de cuaquier atisbo de moral, siendo de una falta de humanidad terribles. Pero bien, parece que es la nueva fórmula, pues con tal de lucrarse todo vale.

El mal gusto del cineasta se extiende a todos y cada uno de los ámbitos del film. Los personajes no pueden ser más planos. La estrella fugaz de Casas no para de sobreactuar. El montaje es de risa. Ah, y el guión! Brillante idea la de perfilar a ese bondadoso chuloputas para el lucimiento del susodicho aspirante a actor.

El Ministerio de Sanidad debería desde ya prohibir el visionado de esta cinta, pues tiene unas consecuencias terriblemente nefastas para tu coco. Podrían ayudarles desde Cultura, pues Sinde tiene donde meter mano: censurar esta bazofia de película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s