‘Red riding: In the year of our lord 1980 (The red riding trilogy: Part II)’.

Segundo volumen de esta intriga británica. A pesar de ser una pieza de calidad, no hay duda de que la obra de James Marsh es la historia más densa, además de “independiente”, de las tres entregas, alejándose así un tanto del nivel de sus hermanas. 

En esta ocasión, el protagonista de la cinta es Peter Hunter, un pulcro agente de la ley, metódico y enfermizo con las investigaciones llevadas a cabo bajo su mando. Ahora es el turno del “Destripador”, a raíz de la muerte de Clare Strachan. ¿Estarán relacionados ambos nombres? ¿Qué hay detrás? Todo quedará salpicado por dos nombres propios: Bob Craven y Tommy Douglas, dos policías que dinamitarán la historia, adentrando al bueno de Hunter en un laberinto sin salida.  

Al crimen sanguinario y la oportuna investigación, siempre se le une un contexto degenerado, maléfico e inmoral que pasa por ser vital en estas cintas. Además, el personaje principal (buen papel de Paddy Considine) sigue estando tan bien pulido como en la primera entrega. Un final impactante sirve para dejar claro que en 1980 los asuntos en Yorkshire seguían como seis años atrás, esto es respirando el aroma a putrefacto, ahogándose los hombres de bien en la lucha por alcanza la verdad.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s