‘The fog’. Una vieja historia de marineros.

Dos años después de encandilar al público con su excepcional ‘Halloween’ (1978), Debra Hill y John Carpenter volvían a formar dúo con el fin de llevar a cabo un nuevo proyecto: ‘The fog’ (1980). Un clásico del género en la década de los ochenta que centraba su historia en torno a un pequeño cuento, mitad fantasía, mitad terror, que nos mantenía pegados al sofá durante lo corto de su metraje.

Película realmente conseguida con una atmósfera que influye y mucho en que te creas la historia (la inmersión en el pueblo pesquero es total), con una banda sonora sutil y ajustada, muy a juego con el ritmo del film y, cómo no, con una gran historia. La historia del Elizabeth Dane, un velero que cien años atrás desapareció en la niebla engañado por el calor de una hoguera. Ahora, en la conmemoración de aquel suceso, la niebla incandescente ha vuelto… y oculta algo en su interior. Terror inteligente, puro y sin excesos (nada de hemoglobina o sustos baratos), creado a partir de una gran ambientacion, una sutil banda sonora, un buen reparto y un excepcional prólogo: un grupo de niños reunidos en torno a una hoguera esperando a que un viejo lobo de mar les cuente una historia, una historia de terror. La historia de Antonio Bay, pueblo maldito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s