‘Hot shots!’. De risas con Lloyd Bridges y sus Top Gun.

La historia se sumerge en los quehaceres diarios de unos pilotos de aviación, en la trastienda de las bases militaries, entre misiones, soldados y altos mandos, aliñado todo con corrupciones de trasfondo, idilios amorosos y demás. Aquí, como el propio subgénero india, eso es lo de menos,  pues estamos ante una trama absurda en la que más que la historia, lo que importa es acertar con los gags, que las escenas estén realmente conseguidas. Algunas lo están, otras no tanto. Sí está bastante correcto el cervecero de Charlie Seen, aunque  resalta, por encima de todos, el bueno de Lloyd Bridges.

En fin, que los años no perdonan para una cinta como ‘Hot shots!’ (1991), la cual, ahora visionada, carece del punch cómico que antaño pudo poseer. Jim Abrahams, aún siendo un clásico de la comedia absurda, y ‘Hot shots’ uno de sus higlights, no ha conseguido que su producto envejezca de modo digno. Diversión descafeinada.

5/10

Anuncios