‘Ong Bak: El guerrero Muay Thai’. Una fuente llamada Bruce Lee.

Bruce Lee fue el precursor en el campo de las artes marciales llevadas al mundo del cine. Obras como ‘Kárate a muerte en Bangkok’ (1971), ‘Furia oriental’ (1972), ‘El furor del dragón’ (1972) y ‘Operación Dragón’ (1973) fueron pioneras en este tipo de cine. Ha habido, después de él, distintos aspirantes al trono de esa máquina de hacer dinero que son este tipo de cintas. Ellos son gente como Jackie Chan, Jet Li o una versión no asiática como Steven Seagal. Todos bebían de la misma fuente: las artes marciales.

En esta ocasión, una cabeza robada de Buda a manos de un maleante hará que los pueblerinos de un lugar de las montañas de Thailandia envíen a su mejor luchador a la gran ciudad en busca de recuperar el honor perdido. Ese luchador no es otro que Tony Jaa, el nuevo rey de las artes marciales. Película sin misterio alguno que cuenta con un rutinario y previsible guión puesto al servicio de las artes de nuestro protagonista. Es decir, las patadas, hostias y acrobacias inundan la pantalla brindando un potente y gozoso despliegue de violencia explícita que hará las delicias de más de uno, recordándonos por momentos al célebre y mimetizado Bruce Lee. Quien se lanza a ver ‘Ong Bak’ ya sabe a lo que va. Únicamente para admiradores del género.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s