Qué decir sobre… «True detective» (2014)

true-detective-poster-art

Dirección: Nic Pizzolatto (Creador), Cary Joji Fukunaga
Guion: Nic Pizzolatto
Fotografía: Adam Arkapaw
Música: T Bone Burnett
Montaje: Alex Hall, Affonso Gonçalves, Meg Reticker
Dirección artística: Tim Beach 
Reparto: Woody Harrelson, Matthew McConaughey, Michelle Monaghan, Michael Potts

Cuando termina True detective, te queda un punto de mala sangre en el cuerpo. No sé si he asitido o no ante la obra maestra que todos anuncian. Y la verdad, poco me importa. No hace falta ser un lince para percibir que estamos ante un producto elaborado con mucha clase y oficio. Hay una buena porción de talento detrás de este trabajo, como en casi todo lo que hace HBO. Por tanto, aplaudir nuevamente el encomiable trabajo realizado desde esta cadena neoyorquina, focalizado ahora en torno a una intriga que se mueve al compás de escabrosos asesinatos y sudorosas investigaciones policiales.   

En los títulos de crédito aparecen Matthew McConaughey y Woody Harrelson no solo como actores protagonistas, sino también como productores ejecutivos de la serie. Todo concuerda cuando uno va presenciando los ocho episodios de esta primera temporada. Ambos han perfilado sus personajes para lucirse, para comerse la pantalla cada vez que salen en ella. El bueno de Woody Harrelson nunca ha sido nada del otro mundo, y tampoco lo es en esta ocasión. Cumple a través del personaje de Hart, pero podría decirse que su presencia es absorbida por el verdadero coloso (y clave de bóveda) de esta trama: Rust Cohle. A este último le da vida Matthew McConaughey de un modo maravilloso. Interioriza los rasgos de su personaje y expone una actuación soberbia. No hay ni un pero ni un reproche. Muta físicamente, pero el halo perturbador que acompaña a Rust se mantiene constante. Es un despliegue abrumador, otro más.  

TrueDetective

Nic Pizzolatto es la revelación de la temporada. Un nuevo nombre a considerar, pues emerge como la gran sorpresa de True detective. Él es el creador, el responsable de este producto. Nacido en Nueva Orleans, ya había trabajado en la escritura de varios episodios de otra magnífica serie: The killing (2011). Aquí, sin embargo, es él quien porta la batuta. Lo hace bien acompañado, apoyándose en el oficio y talento de Cary Joji Fukunaga. Entre ambos y a través del dueto protagonista, nos adentraremos en los pantanosos paisajes que pueblan esta narración. Esto es Louisiana, tierra de vudú y desatada creencia. Un macabro asesinato nos pondrá sobre la pista. El aire conservador, las exacerbadas prácticas religiosas, el angosto día a día y las miserias policiales serán los colores empleados para pintar este cuadro. La competición entre los dos protagonistas (en este sentido, fundamental Michelle Monaghan), quienes se complementan a la perfección, pondrá el resto. 

El alucinógeno personaje de Rust, mezcla este de rectitud cristiana y fundamentalismo panteísta, nos cautivará cada vez que salga en pantalla. Es la gran baza de la serie, y la explotan. La intriga, motor de combustión de este relato, no me dice nada especial. En todo caso, True detective tiene nervio, pujanza. Es capaz de generar una sensación de asfixia a través de la pantanosa y agobiante puesta en escena. Te lamentas así por las ficticias víctimas del salvajismo más irracional, nace en ti un asco terrible cuando ves a los verdugos y, sobre todo, quedas aturdido por la turbiedad que esencializa a esta obra. 

Votación | 4/5 

Un pensamiento en “Qué decir sobre… «True detective» (2014)

  1. Pingback: The killing (2011) | Escargot azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s