‘The brood’. Tan genial como errática.

Frank y Nola lo dejaron estar. La mujer, probablemente, era demasiado inestable para el carácter de él. De hecho, está internada en un centro psiquiátrico. Comparten, eso sí, una hija en común, la cual visita a su madre de tanto en tanto como parte de la terapia. El problema vendrá dado cuando el padre se percate de que la niña está repleta de moratones. ¿Qué ha sucedido ahí?

David Cronenberg repetía la receta en cuanto al origen de su historia: enfermedad mental e innovadora técnica curativa. Todo, ya saben, conducirá a una explosión que escupe, casi siempre, mal, devastación y sangre. De un modo u otro, ‘Cromosoma 3’ (como fue horriblemente traducida aquí) me parece un desperdicio (daba para más) en la carrera cinematográfica del canadiense. El cineasta se vuelve más pulcro, más metódico, buscando compaginar la esencia de su cine con los toques necesarios para obtener un thriller de clase, una intriga con un trasfondo terrorífico que viene dado por unos maléficos e inquietantes niñitos satánicos.

Con todo, la cinta no está del todo mal. La introducción y el núcleo central son notables, cumpliendo su cometido del “thrill”, pues te mantiene en suspense por ver a qué se deben tales atrocidades, tan sangrientos crímenes. Posee escenas de  puro terror que nada tiene que envidiar a los grandes clásicos del género. Falla, no obstante, en la resolución de la trama. Un final poco imaginativo que no acaba de estar a la altura de lo esperado. Le faltó dar la puntilla al tarado de Cronenberg.

7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s