‘Scott Pilgrim vs. the world’. Sólo para frikis.

Típica película que coges con excesiva ilusión y desmedidas expectativas para acabar dándote un buen chasco a los quince minutos de empezar. Ni el británico Edwar Wright que venía de dos parodias absolutamente disparatadas (en el buen sentido de la palabra) y se volcó en labores de todo tipo para que esto saliera de la mejor manera posible. Ni Michael Cera, quien volvía a encasillarse dentro del papel de adolescente rebelde. Ni siquiera Mary Elizabeth Winstead que acababa de romper la pantalla con un papel tan explosivo bajo las órdenes de Tarantino en ‘Death Proof’ (2007). Nada pudo salvar de la quema a este petardazo de película.

No se salva porque no conecto con ella. Es decir, tiene una puesta en escena en la que se combinan con demasiada facilidad el caos y la algarabía. El autor recurre en demasía a la gilipollez pretenciosa añadiéndole ciertos toques personales que me ponen de los nervios. El reparto trata de no naufragar aplastándole la cara a Edwar Wright en busca de oxígeno pero ni por esas rozan la decencia (exceptuando a Ellen Wong). Ah! se me olvidaba: la historia… qué decir de la historia! De lo más suicida, aburrido y, palabra mágica, friki que me hayan tirado a la cara en mucho tiempo. Si la consiguen acabar querrá decir que su paciencia puede alcanzar límites insospechados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s