‘Edge of darkness’. Ha vuelto, es Mel Gibson.

Thomas Craven, un inspector de policía de Massachusetts, espera pasar una temporada con su hija, a la que no ve desde hace tiempo. Sin embargo, en su primera noche juntos, algo extraño sucederá, la chica comenzará a sentirse mal, con vómitos y sangre, hasta que de camino al médico alguien le meta, misteriosamente y sin motivo aparente, un tiro mortal en el estómago.

Acción iniciada. Intriga por esclarecer. Hija muerta, padre jodido. Mel Gibson se enfunda el traje de tipo duro, no hay más policía en toda la ciudad que él mismo. Tendrá que resolver el misterio. Sí, el sólo. Con su pistola, sus canas y sus pintas de viejete gruñon. Eso sí, qué hostias da todavía, y qué puntería! Aunque, todo sea dicho, aquí tampoco se abusa de eso. Está todo suministrado de manera equilibrada, con sus dosis correspondientes.

En resumen, Mel hace de bueno, en memoria de su queridísima hija, levantando cielo y tierra, poniendo rostros, nombres y apellidos a todos los que estaban metidos en el ajo. La cosa creo que iba de armas para la yihad y tal, esta parte tampoco se la tomen muy en serio. Intriga facilona con sus adecuadas dosis de acción. Decente entretenimiento, con cierto sabor nostálgico al Gibson de los 90.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s