‘The perks of being a wallflower’.

emma-watson_originalEl mundo de la adolescencia ha sido retratado en infinidad de ocasiones. Además, de formas diversas. El surtido donde elegir es amplio. Imagino que es una temática que vende, un filón que ha aprovechado Stephen Chbosky para estrenarse en esto de la autoría a través de “Las ventajas de ser un marginado”. 

Cuando Charlie entre en el instituto, lo hará contando los días que le quedan de calvario hasta la graduación. Lo hará de este modo porque es un personaje peculiar, azotado por una enfermedad mental y con problemas de sociabilidad, que, no obstante, terminará por encontrar su rumbo cuando conozca a dos personas muy especiales para él: Sam y Patrick.

El relato contendrá, por tanto, toda una catarata de nuevas sensaciones que van desde la alegría por encontrar amistades verdaderas hasta el huracán sentimental que supone el primer amor, pasando mientras tanto por noviazgos errantes, aventuras con las drogas y conversaciones “serias” con tu profesor de literatura. Una receta ya conocida, pero servida con talento y sentimiento, que seguro pasará a ser la obra de cabecera de más de uno, y de dos, chavales.

En fin, una película emotiva, convincente y formal sobre el mundo de la juventud. En realidad, no es más que el incipiente carpe diem de ese introvertido y marginal chaval que un buen día decidió tratar de vivir. La cinta gana, y mucho, cuando entra en escena la relación establecida entre Emma Watson y Logan Lerman.

7.5/10   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s