‘Dreams in the witch-house’. Un Stuart Gordon en baja forma.

Stuart Gordon pasó a la posteridad por ‘Re-Animator’, clásico entre los clásicos dentro del mundo del gore. En esta cinta, sin embargo, flojea. ‘Tras las paredes’ comienza con un estudiante un tanto pelado de pasta que se mete en el primer cuchitril que se le pone delante. 

El tipo tiene entre sus estudios una nueva teoría sobre las sobredimensiones. Según él, en función de unos ángulos que hay y tal, apareces en otra realidad, otra dimensión. Así que, cómo no, la otra dimensión se da en su habitación.

Con esas, surge de la otra dimensión una bruja anciana y un ratón con cara humana que buscan comerse vivo al bebé de la chica de la habitación de al lado a la que el jovencito esperaba cepillarse en breves. A partir de ahí, algún desnudo al estilo Re-Animator (o Lovecraft para los entendidos), sexo con una vieja y pesadillas llenas de sangre, sangre y más sangre. Nada más. Mala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s