‘The fighter’. La luna y el boxeo.

En el extrarradio de alguna ciudad del Estado de Massachusetts, se sitúan los personajes de ‘The fighter’. Su historia gravita en torno al mundo del boxeo, entendido éste como el salvoconducto con el que escapar de una mísera realidad.

La receta ya es conocida desde tiempos remotos: barrio de trabajadores, bares humeantes, irlandeses bravucones, graves problemas personales. La derrota y el fracaso dirigen el existir de nuestros peones. Pero en el ring todo cambia. Eres tu y tu contrincante, sólos. Es tu forma de decirle al mundo “eh, aquí estoy”. Es la lucha de tu vida, la lucha por cambiar tu mundo a mejor.

Mark Wahlberg y Christian Bale*. Micky y Dicky. Son el declive y el auge. El día y la noche. La luz y la sombra. Cada uno con sus armas: nubes tormentosas que abren paso a la luz (sensacional la felina Amy Adams); una espesa niebla que impide ver más allá (espectacular Melissa Leo). Al final, encima del cuadrilátero, todo parece fundirse en una especie de luz iluminando la oscura noche.

 

*Sí, así es, Bale se come la pantalla cada vez que sale en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s