‘The hangover: Part II’. Bangkok lo tiene ahora.

Pues eso, Bangkok lo tiene ahora. No me refiero al joven tailandés, cuñado de Stu, desaparecido entre la multitud integrante de esta gran ciudad, sino más bien al poder de atracción, diversión y gamberrismo que conseguía transmitir la pieza original, ‘Resacón en Las Vegas’ (2009), trasladado, casi íntegramente, a esta digna sucesora.

Todd Phillips se regocija en una historia que se sabe al dedillo. Maneja el ritmo de este género como nadie, sucesor actual de nombres tan ilustres en los ochenta como Bob Clark, John Landis, Neal Israel o John Hugues. Mantiene al espectador en un estado de diversión crónico, fundamentado en el desparpajo de sus diálogos y situaciones, en la concatenación de despropósitos y hechos incívicos que arruinarían cualquier cimiento moral que se les presentase de frente. No olvidemos, obviamente, el carisma dado por el personaje al que interpreta el genial Zach Galifianakis, Alan. Junto a sus dos compañeros de fechorías, Stu y Phil, consiguen formar un trío donde la chulería, la humillación y el desmadre se dan de la mano, aguardando siempre un espacio abierto a gente tan de la familia como Mike Tyson o el Señor Chow.

La decisión sobre si ver o no esta película la deben razonar en torno a su gusto personal acerca de su antecesora. Si éste es favorable, no lo duden. Aquí tienen el mismo plato, servido de distinta manera. Un manjar exquisito, cocinado desde el depravado ingenio que atesora Todd Phillips.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s