‘Luftslottet som sprängdes’. El día del juicio final.

Todos sabíamos que el estrambótico personaje ideado por Stieg Larsson había sido azotado por las mil y una inclemencias. Desde el maltrato físico y psíquico en su niñez hasta una reclusión en un hospital dirigido por un inmoral médico, para terminar con una vida tutelada por abogados sádicos y violadores. Una vida de mierda, basada en palizas, vejaciones y abusos a tutiplén. 

En esta última historia, de largo la más pausada y farragosa de la saga, se trata de hacer justicia a la calamitosa existencia de Lisbeth Salander. El día del juicio final ha llegado. Para ello, Daniel Alfredson decide remontarse hasta los orígenes de la barbarie. Un viaje hacia al pasado, un viaje doloroso pero redentor. Es la hora de atar cabos sueltos, de limpiar el nombre de Salander.

La trama es salpicada por la lucha entre ambos bandos. De un lado, “La Sección”. Del otro, Blomkvist y Salander, como siempre. Queda el gigantón como cabo suelto. Es una historia más elaborada, no tan violenta, que decide centrarse ya más por la vía de lo legal, en lugar de lo criminal. Liberación o reclusión, he ahí la cuestión. Sea cual sea su destino, hay que estarle agradecido por habernos entretenido la velada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s