‘Perdidos’. Hasta siempre.

Se acabó ‘Lost’. Una auténtica revolución dentro del mundo de las series de TV. Su andadura comenzó allá por 2004, y así hasta hoy. Se ha ganado entrar en el salón de las míticas, y se lo ha ganado a pulso por su gran capacidad adictiva para el espectador. Las incógnitas, peligros, aventuras y romances de todos sus personajes han sido el día a día de más de una tertulia, ya sea en la facultad, en la cafetería o pegados al teléfono.

Se admite que sus detractores la pongan patas abajo. Es liosa, si queréis hasta barata, en el sentido de engordar sin mucha justificación sus tramas. Puede que todo sea cierto, pero como buen lostie que soy, no se encajan. Para mí es una de esas joyas, cargada de imperfecciones, pues sí, pero que ha sabido mantenerme pegado al sofá durante sus 121 episodios, carcomiéndome por el devenir de los acontecimientos, sufriendo como un superviviente más de ese puñetero vuelo 815 de Oceanic, un vuelo que perdurará en mi memoria, con aroma nostálgico, al igual que esa isla tan misteriosa y atractiva perdidad en medio de la nada. Jack, Kate, Sawyer, Jin y Sun, Charlie, Hugo, Claire, Sayid, Michael, Linus, Desmond, Shannon, Juliet, Boone y tantos otros que nos amenizaron las veladas.

Spoiler

Del final poco que decir. A mí, personalmente, me gustó. Es cierto que deja muchas incógnitas en el aire (son tantas temporadas y episodios que si nos ponemos a rebuscar queda un mar de dudas sin resolver), pero es un final emotivo, sensible y bonito. Un final que le hace justicia a sus sufridos protagonistas, reunidos todos en un cielo de transmitible calidez, juntos después de haber luchado tanto y tanto por salir de esa isla, a la que, a la postre, toco proteger y defender. A más de uno se le caería la lagrimita viendo a Jack tumbado en ese campo de bambú, junto a Vincent, recordando el inicio de la serie. 

Todo resultó ser obra del hermano de Jacob, esa nube negra que siempre trató de borrar la isla y marcharse de ella. Pero Jacob tenía el encargo de su madre, de proteger la luz. Una luz de la que sería guardián, pero no por siempre, pues sabía que moriría más pronto que tarde. Por eso, trajo a la isla a todos nuestros supervivientes, para seleccionar al candidato idóneo (Jack, y Jack a Hugo). Luego vino lo que han sido seis temporadas frenéticas que han hecho que ‘Lost’ entre por la puerta grande en la historia de esa cosa llamada cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s