‘El último escalón’. Conseguida.

Kevin Bacon viven con su mujer e hijo en una barrio obrero de Chicago. Su vida es como la de la mayoría de trabajadores: currar para llevar dinero a casa y poder sacar hacia adelante a la familia. Pero además, le toca aguantar a la plomazo de su cuñada, una repipi sabelotodo que le pincha para someterlo a una sesión de hipnosis, pues ella es experta en la materia y él no cree para nada en ello. El pobre Kevin picará, abriendo, para su desgracia, su mente, comenzando sus visiones.

‘El último escalón’ es una historia de terror sobrenatural, con la típica casa encantada, el fantasma de turno y las visiones aterradoras (con el correspondiente susto y brinco en el sofá), que, ciertamente, acojonan. Ya lo pasé mal cuando la ví de nano, y anoche las sensaciones fueron las mismas. La “locura” y andanzas de Kevin Bacon en busca de esclarecer el misterio del fantasma te mantienen cautivo, esperando más acontecimientos. David Koepp, un guionista de primera, se atreve aquí, además, con la faceta de director, regalándonos una película que está por encima de la media, en un escalón similar, por poner un ejemplo, a ‘Lo que la verdad esconde’. Ideal para una noche de terror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s