‘American history X’. El odio.

american-history-x

Estamos en 1998, David McKenna tiene un buen guión entre manos y, pronto, consigue socio que lo sepa plasmar en la gran pantalla: Tony Kaye. El estilo narrativo de éste va fraguando de un modo inteligente esta historia sobre la sociedad americana contemporánea. Una historia cualquiera sobre uno de los muchos males que azotan a nuestras sociedades, la lacra de la intolerancia. 

Tony Kaye mete en el escaparate el tema de la raza. Lo hace enfocando hacia un grupo de neo nazis, y, concretamente, hacia Derek, un joven de clase media estadounidense que por caprichos del destino verá su cerebro absorbido por las influencias de la extrema derecha. Cómo afecta esta aventura a su familia, a su entorno y a sí mismo. “¿En qué te ha ayudado todo esto? ¿Has sentido que se marchaba esa rabia de tu interior?“, le espeta un buen hombre. Una reflexión necesaria. A todo esto, un Edward Norton inmenso, colosal. La mutación que sufre es veraz, creíble.

Las imágenes mostradas a lo largo del metraje son impactantes, mientras que el final deja anonadado a más de uno. ‘American history X’ es un puñetazo en el estómago que nos deja un dolor desgarrador. Un alegato, en definitiva, contra el odio. Una película didáctica, de importante mensaje, que debería ser de visionado obligatorio para los muchachos que campan en todas las aulas del planeta.

9/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s