‘Elizabethtown’. Fiasco.

Lo reconozco, soy un admirador del cine de Cameron Crowe. Bueno, al menos del  repertorio del que puedo dar fe. Las, tan vitoreadas como vilipendiadas, obras ‘Jerry Maguire’ (1996) y ‘Casi famosos’ (2000) me parecían buen cine, disfrutaba viendo el espectáculo (muy propenso a él) ofrecido por Crowe. Insípida era ‘Vanilla sky’ (2001), ésta sí era un producto que tan sólo buscaba el lucro dentro del mercado estadounidense y asiático, pues de todos es sabido que partía de un material triunfador ya en Europa, la gran obra de Alejandro Amenábar titulada ‘Abre los ojos’ (1997), al que apenas añadió nada en su “remanufactura”, limitándose a copiar (casi) íntegramente  el producto europeo.

Más preocupante es el caso de ‘Elizabethtown’ (2005). A diferencia de las tres obras arriba citadas, ésta supone un gran fiasco en la filmografía del autor (parecía predecirlo en su guión mediante las famosas zapatillas). Supone una obra inconexa, irregular, quedándose a medio camino del todo y la nada. Porque, al fin y al cabo, ‘Elizabetthown’ peca de ambiciosa. Ambiciosa por querer tratar un tema tan complejo y tan sencillo a la vez como la vida. La vida de Drew Baylor, interpretado con cierto gusto por Orlando Bloom. Una vida a la que, en el momento de su retrato, Crowe decide abrirle múltiples frentes. Frentes como la muerte del progenitor, la vuelta al pueblo de éste, el reencuentro con su pasado, el desmoronamiento familiar, el hundimiento profesional y personal del propio Bloom (cercano al suicidio), y, cómo no, la irrupción del amor (ésta parte no está del todo mal) en tan cenizoso paisaje. A todo ello hay que sumarle los venazos melómanos del autor y un intento por rememorar aquél viaje en coche por la geografía estadounidense que se pegó en su juventud. En fin, pedregoso film que no acaba de estar finamente pulido, no consiguiendo enlazar el puzzle todas sus piezas y errando, por tanto, en el momento de abrirse camino hacia el corazón, la fibra sensible o como queráis llamarlo, del espectador. Esta vez falló el bueno de Crowe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s