Qué decir sobre… «Trading places» (1983)

TradingPlaces_onesheet_international-1-500x725

Director: John Landis

Guión: Timothy Harris & Herschel Weingrod

Fotografía: Bob Paynter

Música: Elmer Bernstein

Reparto: Dan Aykroyd, Eddie Murphy, Jamie Lee Curtis, Denholm Elliott

En plena época navideña nunca está de más recurrir a cintas que ambientan sus historias en estas fechas tan bonitas. La retahíla de títulos es densa y extensa. Tenemos donde elegir, por género, año y actores. Y a mí, personalmente, me da por ver Entre pillos anda el juego, todo un clásico de los ochenta.

Cuando dos dinosaurios de las finanzas decidan echar una apuesta sobre qué es más importante para definir el carácter de una persona, la genética o la clase social, no sabrán la mecha que terminan de encender. En este sentido, Trading places no es una comedia absurda de chiste fácil, lo cual se agradece. Estamos más bien ante una mordaz crítica hacia Wall Street y todo lo que envuelve a las bolsas financieras, así como una atinada caricatura sobre la sociedad de clases de los Estados Unidos. El guion de Timothy Harris y Herschel Weingrod, en consecuencia, es una pieza tan curiosa como valiosa en relación con la mayoría de los film que nutren el género de la comedia.

UN FAUTEUIL POUR DEUX

Todavía estaba en plena forma John Landis cuando dirigió esta cinta, y se nota para bien en su narración. Es la mejor etapa del cineasta, dando como resultado una sucesión de títulos que incluye Animal house (1978), The blues brothers (1980) y An American werewolf in London (1981), junto con la cinta que aquí nos ocupa. A la frescura narrativa se le suma el hecho de contar con un dúo protagonista muy acertado, pues la pareja formada por Dan Aykroyd y Eddie Murphy no tiene desperdicio. Y, por supuesto, la aparición estelar como secundaria de lujo de una tal Jamie Lee Curtis, actriz fetiche del cine ochentero. 

En fin, después de haber visto a Dan Aykroyd disfrazado de Papá Noel, nunca podrán volver a mirar con los mismos ojos al bonachón y rechoncho anciano. Una afilada comedia navideña que si bien no es la octava maravilla, sí garantiza un digno entretenimiento.  

7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s