‘Rushmore’. Atípica y perspicaz comedia juvenil.

Max Fisher es un patán como estudiante. Por este motivo tiene difícil continuar entre los aularios de la academia Rushmore, donde entró becado por su afán creativo. Pronto conocerá e intimará con el señor Blum, y se enamorará de la viuda Olivia Williams, dos hechos que todavía le complicarán más su estilo de vida de burgués estudiante.

No percibo en ‘Rushmore’ nada especial. Será que mi gusto anda ya trastornado, pero no me identifico con las posiciones extremistas y de trinchera que acompañan a toda cinta de Wes Anderon (en algunas, eso sí, con todo merecimiento). Lo que veo ni me causa una admiración tremenda ni tampoco me incita al cobarde linchamiento. Básicamente me quedo con el gris, esa sensación que acompaña a una cinta que uno ve con ligereza, sin gran calado en la memoria ni para lo bueno ni para lo malo.

Comedia perspicaz que reflexiona, gracias al personaje interpretado por Jason Schwartzman,  sobre todo aquello que rodea al universo de la adolescencia, envuelto éste de sueños por cumplir, amores no correspondidos y tortas con la realidad. Su andadura, no obstante, parece un tanto mezquina y extraña. Digamos que el bueno de Max era un tipo especial, un friki de primer nivel. Aquí tienen, pues, su juventud. 

6.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s