‘The big Lebowski’. Unas greñas de más, un ruso blanco y una bata pordiosera.

El Nota es feliz. Su vida deambula plácidamente entre rusos blancos, partidas de bolos y conversaciones con sus mejores amigos. Sin embargo, se topará, un mal día, con un par de matones en su propia casa. Éstos, le confundirán con otro Lebowski, un tipo influyente y adinerado. Aunque eso al Nota le será indiferente, pues lo que realmente le tocará la moral será presenciar como adornan su alfombra con una buena meada.

Es la premisa de la que parte esta disparatada historia. Una delicia extraída de las entrañas de esas ingeniosas, mordaces y chispeantes mentes que caracterizan a la pareja de hermanos más prolífica que ha dado el cine en las últimas décadas, los Coen. Los diálogos, marca de la casa, son el punto fuerte de esta divertida comedia, una ácida y satírica caricatura de la vida norteamericana. Todo termina desembocando en unas situaciones tan estrambóticas como placenteras. Un humor negro de calidad enclavado en un contexto (historia) del todo hilarante, pero cuyo peso reposa en unos personajes paridos en estado de gracia.

En fin, un lujo. Al mítico Nota, únanle, gusto personal, al trastornado Walter Sobchak, un tipo que, entre otras cosas, reduce toda su rutina (incluido tomar un café) a Vietnam, y encontrarán así a uno de los dúos más carismáticos de la década de los noventa.  

8.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s