‘4 luni, 3 saptamini si 2 zile’. Crónica de un aborto clandestino.

De una peculiar manera, alejada de cualquier tipo de convencionalismo, nos relata Cristian Mungiu la historia de Otilia y Gabita, dos jóvenes estudiantes rumanas en los tiempos en que Bucarest estaba bajo la influencia soviética. Es una historia de dos personas enfrentadas a una coyuntura desagradable, dramática, en medio de un contexto nada halagüeño. Pocos recursos económicos, un hotel áspero como ninguno, el señor Bebe y su desfachatez, las grisáceas calles de la ciudad, los conflictos sentimentales.

Retazos todos ellos de una obra desagradable de ver, no por su talento, que posee y mucho, sino por su crudeza. Una situación asfixiante retratada de forma maestra y que, por tanto, nos deja sin respiro, sin pausa (ni siquiera hay música en la cinta) ni tiempos muertos. Acompañamos a la estoica Otilia, enervando nuestra sangre al ver la de Otilia, o al verla suplicar ante Bebe, ese caradura que cobra sus servicios entre las piernas de Gabita.

‘4 meses, 3 semanas y 2 días’ es la crónica de un aborto clandestino. De la irresponsabilidad que llevó al embarazo, por golfa o por descuido, por lo que sea (aunque no salga en plano). De sus pesares y dolores. Del mal trago. Del desasosiego que invade a cualquiera que se enfrente a tal situación. De verte abocado hacia el vacío igual que ese feto en mitad de la fría noche. Una profunda lección que incita a la reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s