‘Persecución mortal’. Culebrón policial (entre otras cosas).

Una de Bruce Willis, como a mí me gusta llamarlas. No obstante, ‘Persecución mortal’ tiene ciertas peculiaridades. No lo digo por el papel interpretado por el gran Bruce (mantiene los mismos tics que en una decena más de films), sino por la historia que su representante escogió para él. Y es que no le he acabado nunca de coger el truco a la obra de Rowdy Herrington (cineasta raso de profesión). Tiene cosas de cinta pura de acción, pues hay buenas escenas con explosiones y demás (gran persecución, emulando a la mismísima Bullitt). También tiene algo de thriller convencional. Éste es, sin duda, el punto fuerte del film. El asesino en serie, los cuerpos flotando, el coche de policía en miniatura, la lancha de Bruce, la cabaña, el río Ohio. Pero además de todo eso, no conviene obviar el drama familiar con aire a culebrón venezolano que ocupa gran parte del metraje (qué cansino se hace!). Tampoco dejen de lado los dilemas del cuerpo policial (chivato, chivato!). Ni el sex appeal de Sarah Jessica Parker! (luciendo su cuerpo serrano).

Híbrido, a grandes rasgos, con el que ciertamente acabas un tanto despistado, sin acabar de entregarte del todo y que aguarda como colofón un final horrendo (la escena era interminaaable). A todo esto, seguimos hablando de Bruce Willis. Es él quien sale en escena, palabras mayores pues (no va con ironía). En fin, entretiene.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s