‘La caja 507’. Pelotazo inmobiliario.

¿Qué tienen en común, veámos, un mafioso siciliano, un jefe de bomberos, un propietario de un amplio grupo empresarial, un policía con un sentido del deber muy relativo, un alcalde de una localidad costera, una stripper alcohólica, un director de banco, unos atracadores de tres al cuarto y un par de adolescentes en celo? Pues bien, quién haya visto ‘La caja 507’ sabrá que algo hay aquí de esa cosa llamada “pelotazo inmobiliario”. Que si una zona residencial por aquí, un campito de golf por allá, además del hotelito, el alumbrado nuevo y la carretera recién asfaltada. Nada de sangre, fuego y desfachatez.

Enrique Urbizu nos regala un thriller poderoso, magnético. Su turbia narrativa se sustenta en un guión, sin fisura alguna, que nos depara un prólogo magistral. A éste, le seguirá una historia contundente, empujada por dos actores de peso como Coronado y Resines, que nos ofrecerá  una verdadera disección acerca de un mundo semioculto entre papeles, números y cuentas bancarias, pero en el que es fácil distinguir la codicia  por el negocio fácil, el ansia por hacerse con un botín cargado de dinero sucio. Urbizu siempre se ha movido como pez en el agua al sumergirse en los bajos fondos españoles. Aquí, ha vuelto a dar en el clavo con esta mugrienta historia de corruptelas y miserables.  

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s