‘Black christmas’. Maldito desván.

Estamos en Bedford, Quebec. Hace frío, las calles se cubren de blanco, las luces iluminan fachadas y tejados, los niños cantan villancicos. En fin, es navidad. Época ideal para que las chicas de una fraternidad celebren su última fiesta antes de partir hacia sus hogares. Todo es armonioso, divertido… hasta que presenciamos esa cámara al hombro acechando la puerta, y suena el maldito teléfono.

A partir de ahí, Bob Clark se luce. Consigue diseñar una atmósfera del todo claustrófobica, transmitiéndonos la angustia y el desespero de esas muchachas al escuchar la trastornada voz de Billy. Como gran slasher que es, posee una cadena de asesinatos que no tiene desperdicio alguno, alcanzando un clímax final del todo sobrecogedor. Una intriga notable, una tensión permanente (esto es, un buen thriller) y un preciso compás terrorífico.

En definitiva, no esperen encontrar sangre a borbotones, tetas y culos por doquier, sustos fáciles ni giros rebuscados en su trama. No van por ahí los tiros. Todo es pulcro, medido e ingenioso. Grata sorpresa la aquí deparada por Clark, una cinta de fuerte impronta que nos deja para la posteridad a una gran Olivia Hussey, un desván maldito y un carnaval navideño cargado de terror. Ha entrado con todo merecimiento a formar parte del Club.

 8.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s