‘Alas de mariposa’. Desgracia.

Desgracia es la esencia del film. Es lo que sintió el anciano cuando le dieron la noticia de que había sido niña. También la madre, con una concepción de la familia excesivamente machista y tradicional, incapaz de darle todo el amor necesario a la pobre Ami. La niña también la sintió, la desgracia. Sobre todo, cuando veía que su madre la regañaba, le mentía y la aislaba, sobre todo, a partir del nacimiento de su hermano pequeño, creando desde arriba una envidia insana contra el pequeño. Refugiando a la niña en su ser más querido, la mariposa. Al padre la desgracia se le vino encima en el día a día, con el trabajo nocturno, la imposibilidad de estar con su niña, arrinconamiento contra el núcleo “duro” familiar.

Llega la tragedia. Y con ella el amor-odio de la madre y su hija. También la adolescencia. Ami se recluye entre bichos, bichos raros como ella. La oscuridad ha invadido la existencia familiar. Llegará el contacto con el exterior de la joven, en la figura de un chaval muy simpático. Nuevamente desgracia, no podía ser de otra manera. Aunque, en esta ocasión, se abre un halo de esperanza a la familia, tiñendo la tristeza y el pesar con la felicidad. 

Juanma Bajo Ulloa, en su primer largo, demuestra una capacidad visual poderosa, creador de grandes imágenes, como la emotiva escena final, que aprovecha una historia cualquiera del extrarradio. Una historia acerca de una familia trabajadora, con sus dinámicas y manías interiores. Un buen retrato social, desde el lado cualitativo, de una desgraciada familia. Recomendada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s