‘Daredevil’. Insulsa adaptación.

Eran los comienzos del siglo XXI, y la Marvel encontraba el filón en la adaptación para la gran pantalla de sus cómics. La ola de superhéroes inundó todas las salas del hemisferio norte, y en una de ésas, casi sin darnos cuenta, aparecía ‘Daredevil’.

Película insulsa, hueca. Posee esa molesta sensación de estruendo vacío. A la pirotecnia acaparadora y a la acción rutinaria se le une una historia carente de sentimiento. El personaje principal está perfilado de una manera excesivamente plana. Daredevil, más allá del halo conservador y justiciero que inspira su conducta, es una caricatura fría y poco carismática. Además, el casting erró al contratar para el papel principal a un buena actor como Ben Affleck, quien, en esta ocasión, nos brinda un papel penoso.

Las flaquezas del film provienen de una historia poco elaborada, nada detallista. El ritmo acelerado al que es sometido el film acaba por llevarnos directos hacia el aburrimiento. Da la sensación de que han querido plasmar más de lo que se podía: los orígenes del superhéroe; la división abogado diurno/justiciero nocturno; el idilio con Elektra; la figura de Clarke Duncan como verdugo común; el punto bárbaro de Farrell; o la sensacionalista prensa de Pantoliano. Buenos ingredientes, pero mal elaborados.

En fin, películas como ‘X-Men’ (2000) o ‘Batman begins’ (2005) nos han demostrado que la fantasía y acción propias de todo superhéroe no tienen porqué ir reñidas con una historia potente y bien trabajada. Daredevil, por desgracia, no aprendió tal lección.

5.5/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s