‘Man’s favorite sport’. Pescador pescado.

Él, Rock Hudson, es uno de los tipos más influyentes en el mundo de la pesca de San Francisco. Escribe libros, da sabios consejos a quien se los reclama, sus artículos son una cátedra de la pesca y trabaja en unos almacenes de buena reputación especializados en ello.

Un día, ya desde el comienzo de la mañana, se topará con una muchacha un tanto impertinente, Paula Prentiss, que resultará ser la persona que le pida a su jefe que él participe en un torneo de pesca. ¿La sorpresa? El experto no sabe pescar.

A partir de ahí, comenzará la aventura en el parador donde se celebra el torneo. El ingenio y la gracia saltarán a la vista a través de muchas escenas. Él se verá envuelto, sin quererlo ni beberlo, en líos de cremallera con sus dos amables acompañantes, los osos le amargaran la existencia, el simple hecho de lanzar la caña al lago ya será toda una odisea, su prometida lo abandonará, por poco no morirá ahogado en el lago, el indio resultará no ser tan indio, más bien espía, montar una tienda de campaña será lo más parecido a subir el Everest, el Mayor se sentirá orgulloso por ese muchacho que saluda al estilo militar, y el peluquín del jefe no se mantendrá en su sitio en ningún momento. Son sólo algunas escenas graciosas del film, hay unas cuantas más.

Es decir, el pobre Rock vivirá una auténtica pesadilla en el Lago Guacapuchi. Todo ello, se podría pensar, por ser un auténtico farsante. Un experto que no tenía ni idea de pesca. Un teórico que no practicaba. Un tipo al que dos mujeres metieron en ese embrollo. Un embrollo que le ha salido caro. Su honradez al destapar la verdad (de las diversas situaciones) le dejará sin novia, ni trabajo, ni reputación. Es el precio de la honestidad, el precio de decir la verdad. ¿A cambio que encontrará? El amor de una chica un tanto peculiar. Una chica que personifica el nervio en estado puro. Una de esas chicas que hoy te dice que le gusta como besas y mañana no. Que hoy te hablo, y mañana no. Una “enredante”, siendo originales con el diccionario. Una chica que lo llevó al lago teniéndolo todo, y lo dejó sin nada. Bueno, se quedó con ella. Al pobre Rock lo acabaron pescando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s