‘Los elegidos’. Dos angelitos caídos del cielo.

Estamos en Boston. Día de San Patricio. Los hermanos McManus alternan la borrachera propia de ese día con su particular sentido de la Verdad y la Justicia, en una visión radicalizada de la Biblia. Es decir, limpian la ciudad de escoria. Son los elegidos por el de arriba para acabar con el mal, para purificar y traer el bien. Sus hazañas pronto dejarán de pasar desapercibidas para un inspector muy peculiar, un gran Willem Dafoe, agente homosexual del FBI.

‘Los elegidos’ es una comedia negra que trata de una manera bastante sarcástica varios temas como la religión, la investigación policial o, incluso, el mafioseo. Reparte palos por doquier, cachondeándose del cuerpo represor del Estado y pidiendo combatientes feligreses para traer la justicia al mundo. En medio, se limpiarán a media mafia rusa e italiana (salvo a un loco melenudo que se unirá a su causa). No hay más trama argumentativa que esa. Como divertimento cumple, pero no cruza ese límite que le lleva a ser una buena película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s