‘Gothika’. Fantasmas con palomitas.

El francés Mathieu Kassovitz, allá por el 2002, decidía aceptar el encargo de dirigir este blockbuster norteamericano. Era un negocio seguro para los productores: una fuerte campaña de marketing, un toque terrorífico-fantasmagórico al que siempre responde el público y unas cuantas caras conocidas como Halle Berry, Penélope Cruz o Robert Downey Jr. para elevar el caché del producto. 

Tiene un planteamiento atractivo. Dentro de sus limitaciones, la película se muestra resultona. Sabe jugar con el espectador, distrayendo su atención a falta de un giro final bastante previsible. El toque psicológico le da manga ancha al guionista para conducir la trama sin grandes preocupaciones por mantener la “lógica” en el devenir de los acontecimientos. 

En fin, ‘Gothika’ no defrauda pero tampoco entusiasma. En la comparación, por ejemplo, con ‘Lo que la verdad esconde’ (2000), un producto similar, sale muy mal parada. Son noventa minutos de un visionado tan ligero como fácilmente olvidable. Luces tenues y palomitas, no hay más.

6/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s