‘The box’. Richard Kelly recién levantado.

Vale, lo reconozco, piqué. En primer lugar por Richard Kelly, quien me había encandilado con su ópera prima ‘Donnie Darko’ (2001), una cinta tan magnética como corrediza. Segundo, a pesar del bisturí, del botox, de su falta de expresividad, a pesar de todo, darle el papel principal a un peso pesado del cine comercial hollywoodense como es Cameron Diaz siempre tiene un poco de tirón. Y tercero, maquetar un tráiler de la hostia en torno a una misteriosa caja, imaginándote una buena película de terror comercial alternada con toques de conseguido thriller, también engancha. En ese momento, el marketing ya te tiene. Te has comido el cebo.

Desde mi punto de vista, aún con el riesgo de sonar a guasa, el tráiler supera y mucho a la propia película. Digo yo, porque me ataca la duda existencial, ¿qué género corresponde a un film en el que cuando has terminado su visionado te has quedado igual que cuando lo comenzaste? Y hablo, entre medias de ambas sensaciones, del transcurrir de casi dos horas. Richard Kelly patina y a lo grande. Peca de pretencioso y arrogante, tratando de repetir una nueva ‘Donnie Darko’. Sólo consigue, a la postre, una historia hueca y carente de cualquier sentido que no produce más sensación que la del sopor, el tedio, la pesadez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s